• AVC AMO VILLA CRESPO

LOS CORISTAS DEL AMOR


La primera vez que pisamos un centro Hebreo fue en #Villa Crespo. ¿Dónde sino? Subimos al primer piso y ahí estaba esa palabra que, casi tatuada en una pared y así de enorme, nos sigue signando la experiencia AVC. Cuatro letras: AMOR, escrita en español, inglés y hebreo ¿Está mal estar tan enamoradas del barrio? ¿Ta mal? ¡Es un viaje de ida, amigos vecinos! Así fue que, durante una hora y media, aprendimos algo de Idish a través de hermosas canciones interpretadas por el coro Ale Brider (traducción: Todos hermanos) en el Centro Hebreo Ioná de Acevedo 276.

En la sala nos esperaba una ronda de veinte mujeres y hombres, todos jóvenes de más de 50 años que los días miércoles a las 8.30pm se reúnen desde el 2008 para cantar su clásico repertorio. La dirección del coro está a cargo de Horacio y Mirtha, quienes solían ser fabricantes de camisas y ella empleada en una receptoría de avisos, que lo dejaron todo para conformar un dúo musical humorístico. Empezaron en el 2003 y en Miramar (obvio!) cuando hicieron un reemplazo y a la gente les encantó. Bajo el nombre Guefilte Fish, comida típica a base de tres tipos de pescado que se degusta en las Festividades Judías, empezaron a enseñar aquello que aprendieron cuando se conocieron en el Coro Kennedy y le sumaron su historia cultural, que los marcó definitivamente.

El repertorio se inició con Vi nemt men a bisele mazl, una canción muy tradicional y sentida que habla sobre la suerte y se pregunta si el mundo fue hecho para todos igual. Sin escalas a la alegría, empezó a subir la temperatura con melodías que también fueron actuadas. Enfrentados como estaban, los dos grupos cantaban unos en Idish y otros en castellano entonando un hit que trata sobre “la” madre preocupada, que le pregunta a su hijo qué comió y tomó en el campamento: “...mate cocido, con gusto a podrido” gritaban unos y los otros: “...en una matraca, que hacía traca traca...”. Je.

Después la cosa ya se puso más quenchi. Es que además de las canciones típicas de temática tradicional, ellos también crean las propias tomando como base temas muy conocidos por todxs. Sin mucha explicación por parte de Horacio, Mirtha dio play y arrancó la intro instrumental. Casi al unísono todos miraron a cámara y comenzaron a tirarse VECITO* (fb/vecitoweb). El tema Bésame mucho fue espectacular: la temperatura al mango, miradas, besos, ronroneos, abrazos y amor.

Siguió todo muy arriba, muy festivo y con coreos (!!).Horacio las llama “coreografías armadas” ya que en sus presentaciones la idea es que “hagan todos el mismo movimiento para darle más energía al público”. El play de Mirtha y todos entonaron un literal: “Dubi dubi dubi dubi dubi dubi dubi duuuu” y un baile con brazos arriba y abajo, un mundo en materia gestual, ni que hablar del meneo de caderas, y ahí, ahí, ahí. Interpretaron una escena del musical “El violinista en el tejado” donde se realiza una celebración o lejaim (por la vida).

Lo cierto es que la energy desborda, la pasan bárbaro y además de divertirse en sus ensayos, hacen shows para la colectividad barrial (el domingo 26/10, 18h hacen la presentación anual en el Templo Ioná). Los coristas del amor no solo nos regalaron una buena dosis de alegría, sino que nos hicieron más sabias, todo gracias al idioma universal: la música. ¿Qué más? Y como dijo un integrante del coro: “... por más que no viva actualmente acá, siempre se vuelve, porque me gustan los aromas de Villa Crespo!”

•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

ROSHA HASHANÁ

Cabeza del año es la traducción literal y comienza en la víspera del 24 de septiembre a la noche y continúa el 25 y 26. Es el comienzo de un período de nerviosismo ya que se decide el destino de cada uno y finaliza el dia del perdón, en Iom Kipur. Aquí Dios firma el destino que uno va a tener ese año y enseguida le sigue la otra fiesta bíblica Sucot o la última fecha de la firma. Los que van a vivir, se los ingresa en el libro de la vida y lo mismo a los que van a morir y queda un tercer libro abierto para Sucot. Es por eso que el saludo de Rosha Hashaná es en hebreo y es Le-Shana Tova Tikatevu (que un buen año nuevo sea escrito) y en Iom Kipur, día de ayuno total, se saluda Le-Shana Tova Tikatevu ve-Techatemu (...y que sea rubricado).

Por El More (maestro) Bernardo “Dov” Katz

220 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2014-2020  AVC amo villa crespo.

Director y editor propietario: María Agustina Stegmayer, Dirección legal: Galicia 939, CABA.

info@amovillacrespo.com.ar. 

ISSN 2545-7675. © Dirección Nacional del Derecho de Autor: Registro Nº 5344153

AVC Amo Villa Crespo es una publicación cultural de distribución gratuita del barrio. Edita una revista digital y esta página web. Además realiza los tours AVC, Brilla Crespo Sustentable y es parte de el colectivo CLIC Villa Crespo.