• AVC AMO VILLA CRESPO

19 AÑOS DE MATEMURGA TEATRO COMUNITARIO


La historia de Matemurga, el grupo de teatro comunitario de Villa Crespo, comenzó una lluviosa tarde de 2002, exactamente un 18 de agosto. "Aquel primer 18 de agosto, llovía mucho", recuerda Edith Schaer, su directora. “Yo no sabía cuántas personas iban a venir respondiendo a la convocatoria que yo había hecho por la radio, en un programa que se llamaba “Mate amargo”, y vinieron alrededor de veintipico. Era un momento donde el país estaba quebrado; nosotres nacimos en medio de las asambleas y los clubes de trueque. Recuerdo ese primer día como un momento milagroso, esa tarde, al poco rato de comenzar, estábamos cantando una canción que luego se convirtió en una especie de emblema grupal que luego llevamos a muchos lugares y cantamos con muchas personas”.


Los orígenes del teatro comunitario en Argentina se remontan a principios de los años 80, con el grupo Catalinas Sur que conformaron vecines del barrio de La Boca y hoy ya cuenta con más de 500 participantes que abrazan la dinámica de trabajo colectiva y comunitaria.

De eso se trata el teatro comunitario: una actividad abierta a todas las edades en la cual las personas que habitan un barrio pueden participar. Para Edith, formar parte de la vida en comunidad es algo altamente transformador en muchos sentidos. “La vida con teatro es más intensa, tiene otro espesor, más llanto, más risa, es más vida”.


Pero así como lo comunitario suele surgir en momentos de crisis donde lo colectivo se vuelve tan necesario, sostener proyectos de esta índole no es nada fácil. Cuando le preguntamos por el camino de Matemurga, Edith cuenta que fue posible gracias a mucho, muchísimo trabajo; mucho amor y mucha confianza en que era posible.


Matemurga no ha parado de crecer en todo sentido en los últimos años y actualmente está integrado por 90 vecines de todas las edades, con un núcleo importante que participa de manera permanente.

En 2004 pintaron un mural de Villa Crespo en la esquina de Luis Viale y Rojas, una pared que cuenta la historia del barrio y que da cuenta de lo que significa una comunidad. Desde el 2009 tienen espacio propio y lo sostienen. De a poco, nuevos proyectos artísticos se fueron gestando dentro del proyecto global que es Matemurga. Formaron una orquesta, tienen un elenco de titiriteres, y siguen proyectando más. “Crecimos en lo que somos capaces de soñar, y eso no es poco, habla de lo transformadora que es esta práctica”, cuenta Edith.


Zumba la risa. Foto: Emilio Altieri
Zumba la risa. Foto: Emilio Altieri

A 19 años de aquel día, la cuenta de Instagram se llenó de videos de sus integrantes contando qué significa Matemurga para elles. Para Eduardo Fernández, por ejemplo, es creación e inclusión. Para Sara Guido es confianza, sorpresa. Es lo amado. Lo que esperan cada vez y se hace mas fuerte, más querido. A Adriana MaImizcoz, ser matemurguera la hace muy feliz, y reflexiona sobre el compartir comunitario como su gran valor.

Sin dudas, todes coinciden en que Matemurga es, además de disfrute, felicidad y alegría, un espacio de encuentro para compartir solidariamente. Es construcción y creación colectiva.

Para Edith, es un refugio que encontró para poder soñar, una práctica artística desde la cual construir realidad y transformarla todos los días; una práctica que los empodera y los hace vivir mejor.

“A mi lo que más me motiva es el arte que ensancha el horizonte y todo el tiempo nos posiciona en un lugar superador, que nos permite hacer cosas que antes no imaginábamos que podíamos hacer“.

Durante la pandemia sostuvieron el proyecto a capa y espada. “No solo resistimos sino que logramos crear producciones. Tuvimos espacios virtuales de canto, actuación, orquesta, títeres, y con eso subimos online nuestras producciones creadas en casa”, dice Edith orgullosa.

Armaron un ciclo de reflexión sobre actuación, intercambiaron con grupos similares en Latinomamérica y Europa, formaron una peña virtual, una suerte de varieté con canto y poesía que se sostuvo y aún existe. Dentro de estas producciones, hay dos proyectos que se destacan: un libro de historias donde cada integrante comparte su mejor historia en Matemurga y que pronto será publicado, y un disco que se llama “Canciones en Pandemia”. Además, se encuentran ensayando en la plaza Benito Nazar un espectáculo con título casi premonitorio, pre pandémico, que ahora cobra nuevo sentido. Se titula “Falta el aire” y habla sobre un mundo meritocrático donde es difícil respirar. Están en proceso de registrarlo.



La fuerza de lo comunitario es sin dudas imparable. “Me gusta pensar que siempre hay algo más por descubrir, y que los futuros espectáculos nos llevarán por nuevos mundos. Me apasiona la posibilidad que tiene la comunidad de crear belleza y ficción, y creo que cada espectáculo que hicimos planteó un universo nuevo para explorar y al mismo tiempo hay una identidad que está en todos los espectáculos”, dice Edith.

Con vistas al futuro, tienen planeado un viaje a Portugal para un intercambio y la puesta de su obra “Herido barrio”, un sueño largamente acariciado para el cual han trabajado mucho y que tuvo que postergarse por la pandemia. “Queremos seguir creciendo”, dice Edith. Y cuenta que también sueñan con tener un espacio mucho más grande, que podrían convertir en sala y donde cada vez más y más vecines podrían sumarse.

Escucharla hablar con tanta pasión y convicción es inspirador. En tiempos donde nos sentimos más lejos, sin dudas lo comunitario y el arte comunitario en particular se vuelven prácticas imprescindibles como reservorio de humanidad. “El arte no debe ser considerado un adorno que aparece cuando otras dificultades están resueltas, sino que es una práctica medular de la condición humana. En el caso de lo comunitario, mucho más, porque el arte se transforma en un derecho, transforma de manera real y tangible la vida de mucha gente. En ese sentido el teatro comunitario, y Matemurga en particular, es una práctica imprescindible en el presente y hacia el futuro”, reflexiona Edith. “Y aquí estamos, enormemente felices de haber recorrido el camino que hicimos hasta este momento”.


@matemurga

Facebook


134 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo