• AVC AMO VILLA CRESPO

LA RUTA DEL TANGO

ALGUNOS DICEN QUE EL TANGO NACIÓ EN VILLA CRESPO. SI FUE ASÍ O NO YA NO IMPORTA. EL TANGO ES TAN PARTE DE SU HISTORIA COMO DE SU PRESENTE. EN ESTA RUTA, RINCONES, MITOS Y LEYENDAS QUE HICIERON DE VILLA CRESPO UN BARRIO MILONGUERO DONDE EL TANGO ESTARÁ VIVO POR SIEMPRE.

LOS TANGUEROS DEL BARRIO

Cómo no empezar esta ruta mencionando al más grande. Pugliese, Pugliese, Pugliese. El maestro que es ante todo tango, pero también talento, humildad y cooperativismo. El santo pagano, el anti-mufa, el ícono que llevamos como estampita, aquel apellido repetido tres veces que se hace eco en las calles del barrio, su figura inmortalizada en un monumento en una esquina que será por siempre suya.

Osvaldo Pugliese nació en Villa Crespo un 2 de diciembre de 1905. Estudió violín y piano en el conservatorio Odeón que estaba en Av. Corrientes y Acevedo. Su primera incursión en público fue a los quince años en el Café de la Chancha, en Godoy Cruz y la vía. Desde 1929 tocó con el sexteto de tango de Elvino Vardaro, la misma orquesta que en 1930 contó con la presencia de un joven Anibal Troilo de 16 años. Años más tarde, tocó el piano en la orquesta de Paquita Bernardo, la primera mujer bandoneonista y, en 1939, cumplió el sueño de debutar con su propia orquesta. En los años 40 las orquestas de tango empezaban a eclosionar y el maestro cobró fama tocando con su orquesta en los clubes de la ciudad piezas que invitaban a bailar. Su padre le había dicho: “Cuando toques el tango en el piano, mirá los pies de los bailarines”. Durante ese tiempo compuso más de 150 temas, entre ellos su tango más famoso, La Yumba. Otros fueron Recuerdos, La Beba, Negracha, Malandraca. Grabó más de 600 temas de otros autores y se presentó tanto en Argentina como en escenarios del mundo.

Recientemente renovado, el Monumento a Pugliese es un homenaje imprescindible del barrio a uno de los nombres más importantes que dio el tango. El mismo fue realizado originalmente por gestión de la Comisión de Asociados del Banco Credicoop y oportunamente cedido a la Ciudad de Buenos Aires, quien a fines del año pasado se ocupó de la remodelación, bajo el ojo atento de esta y otras instituciones barriales. El monumento ahora se emplaza en una placita triangular donde se construyó un cantero con flores para colocar el busto de Pugliese. Se le adosó un mástil nuevo (demoliendo el construído para el Centenario barrial que tenía una base de mármol), y detrás se colocó la orquesta miniatura de Pugliese sobre una base de hormigón.

Paquita Bernardo, mejor conocida como “La Flor de Villa Crespo” o la “Mujer bandoneón” nació el 1 de mayo de 1900. Fue la primera bandoneonista argentina cuando el fuelle era solo cosa de hombres, porque interpretarlo implicaba hacer movimientos “poco decorosos” para el género femenino. También fue compositora y directora de orquesta. Comenzó a estudiar piano pero muy pronto se volcó al bandoneón, apoyada por sus hermanos y amigos. A los 17 años tocaba en fiestas familiares, después en bares del barrio, como La Venturita y el San Bernardo, y a los 21 años debutó con un sexteto llamado Orquesta “Paquita” que logró gran reconocimiento, integrado también por el joven Osvaldo Pugliese.

Cuenta la historia que en 1923, Paquita fue la única mujer que participó en la “Gran fiesta del tango” y luego en el primer concurso de tangos organizado por la discográfica Odeón en 1924, donde se llevó el sexto premio con su tango “Soñando”. Un premio polémico ya que cuenta la historia que hubo quejas por parte de algunos participantes porque, a pedido del público que colmaba el teatro Gran Splendid y contrariando las reglas del certámen, el de Paquita había sido el único tango repetido. Entonces, dicen que Carlos Gardel en persona intervino y le dijo al director de la orquesta: «Maestro, el público es soberano. Hay que tener en cuenta que Paquita es la única mujer que ha dominado al taura del bandoneón». Gardel habría cantado su vals “Villa Crespo”, y luego grabó “La enmascarada” y “Soñando”. Paquita, que compuso en total unas quince piezas, no llegó a grabar ningún disco porque falleció muy joven, en 1925. Actualmente, la Junta de Estudios Históricos de Villa Crespo entrega el Premio Paquita a mujeres destacadas en sus especialidades.

Caledonio Flores nació y vivió en Villa Crespo entre 1896 y 1947. En los años 20 logró reconocimiento por sus poemas y letras de tango repletos de lunfardo que también llamaron la atención de Gardel. El Zorzal grabó 21 temas de Caledonio, entre ellos uno de los mayores éxitos de toda su trayectoria: “Mano a mano”. Flores sufrió la censura como otros letristas cuando la dictadura tras el golpe militar del 43 prohibió el uso del lunfardo y cualquier referencia social o moral que no condijera con el integrismo que se buscaba imponer. Eso lo deprimió y años después murió. Ben Molar, cuyo nombre real era Moisés Smolarchik Brenner, fue un villacrespense auténtico. Su padre, que era pintor y decorador de paredes, le enseñó el oficio y a los once años ya pintaba labios y ojos en la fábrica de muñecas de Acevedo, entre Vera y Velasco. Molar empezó haciendo letras para una murga de Villa Crespo que se llamaba Los Presidiarios. Repartía los programas en el cine Villa Crespo para poder entrar gratis. Fue amigo de Alberto Vaccarezza, famoso por su obra “El Conventillo de la Paloma” que se sitúa en el famoso conventillo de Serrano 148. (Molar trabajó más de siete años en una fábrica de marcos a pocos pasos de ahí, en Serrano 142). Ben sabía que el Villa Crespo de principios de siglo en el que vivió tuvo como punto de unión la música y las letras de tango. En una entrevista decía: “Nosotros al tango le decíamos tánguele, porque nació en las mismas calles donde había inmigración judía. El tango es un regalo que Argentina le hizo a hombres y mujeres de muchas partes del mundo, que inmediatamente se adaptaron y amaron esta tierra.” Como Ben, muchos afirman que el tango nació en los piringundines marginales de Villa Crespo . Podría ser si además tenemos en cuenta las incontables participaciones de integrantes nacidos en el barrio en las orquestas de ese tiempo, como los antes mencionados Pugliese y Paquita, o los hermanos violinistas Samuel y Jacobo Dojman, que tocaron con José Basso y Juan D’Arienzo, y con Pedro Laurenz y Horacio Salgán, respectivamente. Allá por los años 60, cuando Buenos Aires se embriagaba con ritmos importados, Ben Molar luchó para que se estableciera el 11 de diciembre (día en que nacieron Julio De Caro y Gardel) como el Día Nacional del Tango y once años más tarde lo consiguió. Por esa misma época reunió a catorce pintores, músicos y poetas para Catorce con el Tango, un proyecto tanguero sin precedentes. Molar convocó a 14 poetas (como Sábato, Borges, Marechal) para escribir un tango, luego a 14 músicos (de la talla de Piazzolla, Trolio, D’Arienzo) para trabajar en los temas y por último a 14 artistas plásticos para realizar láminas que interpretaran cada una de las creaciones. El resultado fue un LP con los 14 temas y las reflexiones sobre el tango de todos estos artistas. Amigo de Caledonio Flores, testigo presencial de un abrazo entre Carlos Gardel y García Lorca, Ben Molar es leyenda en el mundo del tango. Fue productor, letrista y defensor e impulsor del tango. Ben escribía boleros y les llevaba las letras a sus amigos tangueros, sin decirles que eran suyas. Así cosechó grandes éxitos, pero su gran logro fue todo lo que hizo en defensa del tango y las vivencias que dejó de su tiempo, sus amigos y los artistas que ayudó a crecer. BARRIO MILONGUERO Entre los reductos tangueros del barrio se destacaron históricamente el Café de Venturita, en Corrientes casi esquina Serrano, el mítico Café Peracca –o Salón Peracca– citado por Caledonio Flores y Cadícamo, y el café San Bernardo o “el Nacional de Villa Crespo”, como se lo conocía, que contaba con un palco en la mitad de la sala y el salón de su Club Social donde Paquita hizo sus primeras apariciones. El San Bernardo fue fundado en 1912 y es el único café de barrio de esa época que sigue en pie. El Peracca fue construido por José Cervera en 1890 como Teatro Villa Crespo, y dicen que por su salón pasó la vida cultural de la primera década del siglo.

Otro lugar del barrio que es cuna del tango es el Club Fulgor de Villa Crespo, nacido en 1933 movilizado por los sueños de un grupo de pibes hijos de inmigrantes que jugaban al fútbol en la esquina de Serrano y Loyola y descubrieron que la barriada necesitaba un lugar de expansión cultural, social y deportiva. De a poco, el club fue tomando forma y armaron una pista de baile, inaugurada en 1938 nada menos que con la orquesta de Pugliese. Desde entonces, pasaron por allí grandes personajes del tango y las milongas todavía mantienen la mística de una época dorada. Seguime si podés, la milonga de los miércoles, espera ansioso que los vecinxs que no pertencen al mundo del tango se acerquen al club a aprender a bailar.

El Club Villa Malcolm se fundó el 6 de septiembre de 1928 también movilizado por la pasión fútbolera de un grupo de amigos. Para hacerlo, le pidieron una mano al hijo de Malcolm, el inglés dueño de la quinta que llevaba su nombre, quien les regaló las camisetas rojo y negro con la condición de que el club llevara el nombre de su padre. El club se identificó con el tango cuando empezaron a hacerse los bailes, en 1934, contratándose una vez al mes una Orquesta Típica. A principios de los años 40, con el auge de los mismos, el Club pudo mudarse a su sede definitiva, sobre Av. Córdoba, donde hoy perduran las clases y milongas, casi todos los días de la semana.

Actualmente, el Espacio Cultural Oliverio Girondo alberga la movida más joven del tango en Villa Crespo. La onda es descontracturada y las propuestas son siempre tentadoras y variadas. Hay clases, milongas y mucha música en vivo. Abre de lunes a sábados desde las 20hs.

El Club Atlético Atlanta también es parte de la historia del tango. Muchos dicen que en los años 40 el club era considerado la Catedral del Tango en Buenos Aires, que allí brillaron las mejores orquestas de esa década y que se crearon muchos de los pasos que todavía hoy se enseñan en las clases. Di Sarli, Biaggi, Joaquín Do Reyes, Miguel Caló, Juan D’Arienzo, Alfredo De Angelis y Osvaldo Pugliese fueron algunos de los genios que animaron la gran pista en los bailes de Carnaval y los sábados cuando familias y vecinos salían a bailar. Juan Carlos Copes fue uno de los bailarines que lustraban la pista bohemia.

CLASES Y MILONGAS

CLUB VILLA MALCOLM, Av. Córdoba 5064

-EL MOTIVO. Lunes. Clase 20.30hs, después, milonga. Organizan Dina Martinez, Valencia Batiuk y Luciana Valle. FB: @elmotivo

- Cheek to cheek. Práctica asistida de tango. Miércoles 21hs. Organizan Pancho M. Pey, Lautaro Capella, Cristian Gallardo. - ZUM. Viernes. Clase 20:30hs: Técnica, improvisación y musicalidad y elementos básicos con Marcela Viegas y Pablo Ponce. 22hs: Seminario de tango para intermedio-avanzado. Milonga de 23:30 a 2:30 con Dj Loca. www.zumtango.com

- LA BRUJA. Sábados. Clase 19 a 23hs (intermedios y avanzados). Milonga desde 23hs con artistas invitados. Organiza: Pablo Fidanza. labruja.tango@gmail.com. FB/labrujatango

- VIVA LA PEPA. Domingos. 19hs Clase principiantes y 20.30hs. intermedios y avanzados. Milonga desde 22hs. Organiza Pepa Palazón. pepapalazon@gmail.com.

ESPACIO CULTURAL OLIVERIO GIRONDO, Vera 574.

- LA PACHALONGA. Martes. Clase 20.30, milonga desde 22hs. Organiza Leo Purrie. FB/leonardopurrie

- LA MILONGA DE OLIVERIO. Miércoles 20.30hs clase, 22hs milonga. Organizan Colo Milonguero y José Lucchino.

coloscar@gmail.com FB/lamilonga.deoliverio.

-MAMÁ ZITA. Viernes. Clase 21.30hs y 22:45 milonga con música en vivo. Organizadores: Fernando Posse Arrieta. Clases principiantes-intermedios Leonardo Pankow y Marcela Maria Conti. fernandocontrabajista@gmail.com.

- LA MÁS MÉDULA. Milonga. Sábados desde las 00hs. Organiza: Pablo Retamar. retamarpablo@yahoo.com

FULGOR DE VILLA CRESPO, Loyola 828

- SEGUIME SI PODÉS MILONGA. Miércoles 22.30hs. Organiza: Emanuel Saccomanno. maritelujan@gmail.com.

FB/seguimesipodesmilonga

- TANGO CLUB. Sábados. Clase 21hs y milonga desde 22.30. Organiza: Julio Bassan. FB/tangoclubmilonga

- MILONGA. Domingos desde 20.30 a 24hs. Organiza Roberto Orlando. rubenorlandofulgor@hotmail.com

OTROS ESPACIOS

- ASOC. BENITO NAZAR. Clases sábados 16hs. Antezana 340.

-LA QUINCE. Domingos 21:30hs en La Quince Espacio Cultural, Av. Corrientes 5426 (a la gorra). Clases especiales y bailongo. -LA PALERMITANA. Los jueves en Uriarte y Jufré (dirección por wassap 1556002320) Clase 19hs y práctica de 20 a 22.30hs.

Organizan Beatriz Cisneros y Pablo Calderón. lapalermitanatango@gmail.com

- RÚSTICO Y COVACHA. La milonga de Villareal Crom (a la gorra). Los jueves en Casa Dasein, E. de Israel 4116. 21hs clase, 22hs milonga y 23hs el Dúo Villareal Crom en vivo.

Encontrá todas las direcciones en el mapa de la pág. 16 y 17.

560 vistas0 comentarios