• Por Matías Reck*

CRIS MORENA. FUROR EN ISRAEL Y VILLA CRESPO


Cuenta el flamante Rabino Nico Reck (foto), que en su adolescencia era fan de Jugate Conmigo y hasta llegó a ir a la tribuna a alentar al equipo azul o al rojo o al verde. Desde hace menos de un año vive en el barrio y está muy contento porque tiene un supermercado kosher a la vuelta de su casa. Tiene una maquinita de cápsulas y toma bastante café en su casa pero de vez en cuando se lo ve en la esquina de Malabia y Vera leyendo el Olé o la pasashá de la semana. Las entrevistas con las parejas que han decidido casarse bajo la jupá las hace en Imperio.

El término sabra, del hebreo צבר, tzabar, designa a las poblaciones judías nacidas antes de 1948 en Palestina y sus descendientes entre la actual población israelí. Es a su vez el nombre de un cactus, en alusión a la tenacidad y carácter espinoso de esta planta del desierto, que esconde un interior tierno y un sabor dulce. Esta cita de wiki la retoma el Rebe para explicar la excitación que despiertan las producciones de Cris en Medio Oriente.

También conocido como el Rabino de rastas-clown 2.0 , probablemente influenciado por el espíritu lúdico, fantasioso y tierno de las creaciones crismorenísticas gestó su programa online que se emite semanalmente en su face, llamado #toraen2minutos. Intentando recuperar la solemnidad de un representante de Dios en la tierra, nos invita a prender la quinta tercer vela de Jánuca.

Yair Dori nació en Argentina en 1947 y se crió en el casi vecino barrio de Once. Un mes después de la muerte de su padre, en 1967, viajó a Israel a vivir la experiencia de trabajar en un kibutz. Dos años después, ya como soldado en la llamada Guerra de Desgaste, Dori perdió el brazo derecho y la visión del ojo izquierdo. En 1970 fue condecorado como héroe de guerra. Con la plata recibida como indemnización militar probó varios negociones que no le funcionaron hasta que en 1987 puso un local con su hermano gemelo de música, pelis y cultura latinoamericana en pleno Tel Aviv. Al poco tiempo se puso en contacto con representantes de la industria cinematográfica argentina, a los que les compró películas que primero pasó en pequeños cines y luego pudo vender a la televisión israelí: Los gauchos Judíos, Made in Argentina, Esperando la carroza. Con los años, lograría llevar a músicos argentinos como Mercedes Sosa, Alejandro Lerner y Astor Piazzolla. Pero su éxito máximo lo encontró con las Telenovelot. Después que Chiquititas se convirtiera en un gran fenómeno en Israel, Dori se acercó a Cris Morena, quien estaba buscando desesperadamente un financista para su nuevo proyecto, Rebelde Way. El empresario argentino-israelí invirtió en el que terminó siendo un éxito mundial y un fenómeno nunca antes visto en “Tierra santa”.

Mi padre fue invitado por unos tíos a pasar una semana en la Haifa y tuvo la suerte/desgracia, como todo en la vida de los yehudim, de compartir el hotel con el elenco completo de Chiquititas, Lali Espósito incluida. Y sin ser un all inclusive, no pudo de salir del complejo ya que los fans lo habían rodeado cual gendarmería custodiando el congreso nacional. Hoy le recomendaría que vaya al hotel de Banksy del otro lado del muro que se jacta de ser el que mejor vista panorámica tiene de todo el medio oriente.

Tanto en Canning y Corrientes como en la calle Barkojba de Tel Aviv, se puede escuchar a algún adolescentes tararear tengo el corazón con agujeritos o ver pintadas en aerosol de una flecha de giro hacia la izquierda indicando claramente el camino de los rebelde way.

No solo el falafel, el hot pastrami o los religiosos poniéndote los tifilin a las 7 de la mañana son las vivencias compartidas que tienen Villa Creplaj y Eretz Israel, sino el amor, como dice el periodista Pablo Shiff, de la mujer que transformó la adolescencia argentina.

*Mati Reck es editor de Milena Caserola

475 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

YO TE AVC!