• Malena Higashi

PLANO HUMANO

En cuarentena, post cuarentena y para siempre

Algunas ideas para repensar nuestro lugar en el mundo y nuestros hábitos del día a día desde un “Plano humano”, seguidas de un breve intercambio con Paula Alvarado.

Sebastian Gagin

“Plano humano” circuló en formato de póster y pone el foco en 7 hábitos para el bienestar y desarrollo de las personas. El póster es una ilustración de Sebastián Gagin.

Plano Humano completo en: https://b-a-i.com/publicaciones/plano-humano/

En estos días enrarecidos donde por momentos el tiempo alcanza para reflexionar y por momentos vuela en los quehaceres cotidianos se me vino a la mente un texto bellísimo que escribió hace un tiempo la periodista Paula Alvarado. En ese entonces lo entendí como un manifiesto. Hoy siento que se acerca más a una manera de vivir. “Plano humano” circuló en formato de póster y pone el foco en 7 hábitos para el bienestar y desarrollo de las personas.

El póster, ilustrado por Sebastián Gagin, me recuerda a las caligrafías que se colocan en el tokonoma en una sala de té. La idea es resaltar allí un pensamiento que se quiere compartir con los invitados. Son palabras que resuenan en quien las lee. Así de profundas son las ideas que despliega “Plano humano”. (Re)leerlas en este momento es un sostén. Sirven como un recordatorio de acá y para siempre. Son ideas que, como las grandes ideas, tienen ese doble reverso simple-complejo. Pequeños cambios de hábito que al hacerse conscientes e incorporarlos al día a día nos van puliendo.

Cito algunas de ellas:

Silencio: La mente humana está preparada para resolver problemas asociados a la supervivencia. Cuando no existen amenazas, el cerebro revisa situaciones identificadas como problemas para encontrar qué funcionó y qué no, y puede quedar atrapado en un ‘rumeo mental’, identificando como problemas cosas que no lo son. Este “ruido” lleva a un estado de tensión, alerta, y profunda insatisfacción. Este concepto remite a la necesidad de apagar el rumeo mental, desconectarse del ruido mediático y descansar para restaurar el cuerpo.

Ritmos y tiempo: La ignorancia de los ciclos naturales hace que comportamientos normales pasen a llamarse enfermedades, y a anularse con medicaciones. Este concepto busca llevar la atención a la naturaleza cíclica del ser humano y del planeta: entender a los ritmos circadiano, estacional y, en el caso femenino, menstrual, hace que podamos atravesar cambios como momentos normales y no como problemas a resolver.

Conexión humana: “Sentirse oídos, notados, es clave para el desarrollo humano” dice la investigadora Brené Brown. Ninguna conexión virtual reemplaza el contacto visual en vivo, el tacto de una caricia o un abrazo, ni las descargas de las relaciones íntimas. Según el neurólogo Stephen Ilardi, el contacto humano es uno de los elementos clave en los tratamientos anti-depresión. También es clave la pertenencia y el sentido de comunidad con grupos: amigos, colegas, el barrio y la comunidad. La construcción colectiva. Este ícono es sobre la importancia de nutrir las relaciones y de buscar pertenencia.

* * *

-¿Cómo resonaron en vos las ideas de Plano Humano en estos días?

-Desde el primer momento de la cuarentena sentí la presencia de Plano Humano desde la falta de algunos ítems... Por ejemplo me falta el contacto con la naturaleza, el ejercicio, el contacto social, y sé que a muchas personas les sobra en este momento pero con un niño de un año y medio, ¡me falta el silencio! Me falta ese momentito para mí que tenía cuando lo cuidaba otra persona. A pesar de ello intenté suplir esas cosas con lo que tenía a mi alcance: un poco de sol a la mañana, tratar de estirarme y moverme, llamar a amigues por videollamada un buen rato, y, cuando puedo, meditar un ratito.

-Los puntos de Plano Humano son temas muy grandes y trascendentes, ¿cómo llegaste a ese recorte y cómo fue tu propia transformación indagando en ellos?

-Llamo a este proyecto “una investigación periodística en forma de póster”, porque nació como una búsqueda en un momento en el que me sentía deprimida y no entendía bien por qué. En el camino me encontré con un libro que hablaba sobre el tratamiento de la depresión a través del cultivo de hábitos que respetan nuestra composición genética. Mucho de nuestra composición genética todavía está moldeada desde nuestra etapa de cazadores recolectores y no alrededor de nuestro presente como seres sedentarios que tienen todas las necesidades resueltas; es decir: a nivel cultural evolucionamos mucho más rápido que a nivel genético. Un ejemplo claro de esto es justamente el sedentarismo: a algunas personas puede sentarles bien pero en el fondo estamos programados para movernos, explorar y buscar sustento en la naturaleza (en general y hablando en relación a la división de tareas de ese momento, las mujeres como recolectoras y los hombres como cazadores).

Otro ejemplo que me sorprendió desde que tuve un hijo es el tema de la crianza, lo anti natural que parece estar encerradxs con un niño en espacios pequeños solo la familia íntima; por momentos se hace muy cansador y tedioso. Cuando pensamos en que hasta hace relativamente poco, lxs chicxs se criaban en comunidades grandes, jugando con otrxs niñes de distintas edades y pasando de brazo en brazo de tíxs, abuelxs, amigues, entonces se puede sentir menos culpa y buscar esa comunidad en otros lados para que la crianza sea más tranquila para todes. En resumen, ese primer libro sobre la depresión y los hábitos me dio una base que luego expandí y modifiqué hasta llegar a esta lista propia, y desde que la definí y plasmé con Sebas en ese póster la tengo presente todo el tiempo y me sirve como una especie de mapa o checklist. Cuando me siento mal, la miro y voy descartando qué cosas estoy haciendo bien y cuáles elementos me faltan, y puedo actuar para ir a buscarlos.

Aunque quizás a primera vista no lo parezca, Plano Humano es un manifiesto para la sostenibilidad ambiental, ya que mucho consumismo (que se traduce en abuso de recursos naturales y generación excesiva de basura) está basado en buscar el sentido en los objetos materiales. Al darnos cuenta de que el sentido está en otros lados, podemos también entender que necesitamos poseer muy poco para desarrollar nuestra vida.

https://b-a-i.com/publicaciones/plano-humano/

110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo