GUANTES DE MIMBRE Y LUZ

Vivo hace 15 años en Villa Crespo. Cuando descubrí que en medio de la marea de outlets habían plantado una librería me puse feliz. No es que no haya otras buenas en el barrio, pero esta tiene algo más: la precisión con la que sus dueños, Pablo y Ximena eligen las perlas usadas que traen. Entre esos hallazgos encontré, por ejemplo, Cuando me muera quiero que me toquen cumbia de Cristian Alarcón, que también recomiendo. Serrano 916.