3. MALVÓN

Un lugar que nunca falla a la hora de comer algo rico, ya sea de merienda, o brunch es Malvón. Porciones abundantes, variedad de sabores, buena materia prima. Muy buena opción de almuerzo en la semana. Por $150 un mega almuerzo con bebida, postre y entrada. Los brunch del fin de semana son espectaculares. Incluye unos muffins de maíz, cocktail, bebida, copita de frutas con cereales. Elijo el popover noruego (un profiterol gigante abierto con salmón y crema ácida con hierbas y verdes.