1. LA CRESPO

Si de comida judía se trata, lo mejor del barrio es La crespo. Con un toque de (lo mejor) de yankilandia. El plato obligado: hot pastrami con pepinitos, cebollitas caramelizadas y mostaza dijon, imbatible! El bagel de salmón es muy genial también. Buenas innovaciones de knishes (nunca como la masa de la mamele pero muy ricos). Muy buenos dulces. Uno de mis prefes: cheese cake brownie. Atendido por sus dueños!

Go to link