CLAUDIO TUÑEZ, ESTILISTA


Había pedido turno hacía dos semanas luego de acompañar a mi vieja a que actualice sus mechas rosas en lo de Claudio. Hoy llegué en horario y había unas 6 mujeres de entre 50 y 80 años, todas con sus tinturas puestas esperando que les toque el lavado y que la magia salga a la luz.


Además de sus locales gastronómicos, la calle Velasco tiene otra estrella secreta con largas listas de espera. El local de Claudio está a la calle pero es casi imperceptible: tiene las cortinas a media asta y excepto por el olor de las tinturas y los ladridos de Kim (por Kim Kardashian, claro está) uno pensaría que está cerrado; pero está abierto desde las 10am hasta las 6pm! Y siempre está que explota.

Cuando entrás al salón lo primero que ves es la bola de boliche, las manos Hamsa y el poster de Marixa Bali. La música es una playlist de música electrónica y hitazos de Beyonce, entre otras estrellas del pop. Por último, Claudio se acuerda de vos, te saluda con un ‘hermosa’ o ‘reina’ y en ese pequeño espacio ecléctico una sabe que está en casa. Hay solo una silla y él es el único estilista. Claudio es alto, musculoso, tiene muchos tatuajes, pelo cortito y unos ojos celeste agua.


Desde que llegó a Villa Crespo, Claudio Tuñez nunca más tuvo un turno libre. Las chicas del barrio y más allá lo conocen, lo quieren y confían en él.


¿Hace cuánto tiempo estás en Villa crespo?

Acá en Villa Crespo hace 30 años. Una amiga que tenia una cooperativa me recomendó que venga. Me resultó genial. Es un barrio con mucho comercio, muchos edificios y el potencial para el trabajo. En mi primera semana vinieron mis clientas de Belgrano, en donde yo estaba antes, entonces ya arranqué trabajando, y se empezó a sumar gente. Tengo clientas que vienen una vez por semana que se vienen a peinar, las que vienen cada 15 días y se peinan y hacen color y las que vienen una vez al mes y se hacen color, claritos y peinado. Son diferentes tipos de cuidado.


¿Qué es lo que más sale?

El rubio es el color que más se pide por el tema de las canas, para no depender tanto. Hay color rosa, fucsia, rojos. Los tonos fuertes son para la gente que tiene esa personalidad que lo puede llevar, no es para todos. La tendencia son siempre las melenitas, el pelo hasta el hombro. Y las referentes son las divas de siempre, y por ahí las modelos, el color moreno de Pampita, por ejemplo.

¿Hay alguna particularidad que veas en las clientas de Villa Crespo?

Lo que noté a diferencia con Belgrano es que acá la gente es más de recomendarte, de mandarte a la familia, a las hijas, a las amigas. Atiendo a varias generaciones. Al estar en un barrio todo se hace más familiar, es más ameno.


Luego, conversando con las clientas de Claudio, nos enteramos que una llegó recomendada por la psicóloga. Ella, de Flores. La otra era su amiga que venía por primera vez. Una de las antiguas cuenta que lo sigue desde la época de Belgrano, hace 26 años. Otra reconoció que no era del barrio pero desde que lo conoció a Claudio nadie mas le toca el pelo. Y una señora con la bolsa de color moreno (Pampita) y las cejas haciendo juego me dijo que no venía hacía mucho, siete años, y que venía de Floresta pero que eso no era tan lejos, que ella conoce otra clienta que viene de Florida y viaja desde las 7am, solo para atenderse con Claudio.


¿Y cómo llegó Marixa Bali al salón?

La empecé a atender porque vivía acá en el barrio. Entonces ella pasaba a dejar el auto en la cochera de la cuadra y ahí empezó la relación con ella, que aún sigue.


¿Qué aprendiste de la cultura judía?

Todo. Hoy ya soy mas judío que católico. Ahí tengo el rabi (me señala la estampita del Rabino Lubavich (ver foto)), tengo el hamsa y el Buddah. Estoy bendecido por todas las religiones ¡Baruj ashem!


¿Cómo se lleva la grieta dentro del salón? Es un tema, pero intentamos que no se toquen temas de política, y así estamos más en armonía, pero siempre salta el tema. Ha habido enojos pero es como se está viviendo en la actualidad.


¿Y con la música electrónica?

Ya se acostumbraron. Me han sugerido alguna vez que cambiara la música pero yo les explico que para trabajar es más linda la música electrónica. La música que se escucha son los DJ de moda, y vamos alternando con algo de pop.


¿Alguna lección que hayas aprendido de las chicas?

Ellas viven el presente, tienen mejor onda, ya saben lo que quieren. Están mas allá de todo. La mujer pasando los 40, 50 años ya tiene más claro todo, pero pego onda con todas las edades.


Queda en Velasco 285.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo