• Por A.S.

LA DISQUERÍA RGS MUSIC CUMPLIÓ 50 AÑOS


Ricardo Galante empezó la disquería RGS en 1963 en la misma Galecor

Ricardo se acerca a un cliente que parece necesitar ayuda para encontrar un disco. Se escucha el sonido del pasar de los CDs y una pequeña charla entre ambos. Detrás del mostrador, Judy y Alice ordenan los títulos recién llegados. Ricardo se mueve entre las bateas como pez en el agua. Los carteles avisan: jazz, rock, clásica, tango. Hace más de 50 años que recorre esos mismos pasillos repletos de música, los de su disquería RGS en la entrada de la galería Galecor, a metros de Corrientes y Scalabrini Ortiz. “Conozco el barrio desde chico. Mi viejo tenía una pequeña fabrica de camisas en la calle Serrano. Corrientes se llamaba Triunvirato y era doble mano, era un boulevard. Justo en esta esquina había cambio de dirección de los tranvías”, rememora Ricardo.

A principios de los años sesenta, los cafés, librerías, teatros, cines y disquerías que había en Villa Crespo reflejaban la cultura viva del barrio, con la esquina de Canning y Corrientes como epicentro. Ricardo era muy joven y se dedicaba a la venta de equipos de audio en la misma galería pero en otro local. Tiempo más tarde, Ricardo comenzó con la venta de long plays. En esa época había en el barrio otras 3 ó 4 tiendas de discos que Ricardo recuerda bien. “Una en la esquina de Camargo y Malabia, sobre Corrientes estaban Radio Fulton y Sobico, y alguna más”.

Hoy, RGS es la única disquería del barrio, y quizás la que cuenta con el mayor surtido de toda la ciudad. Tiene un catálogo aproximado de veinte mil títulos, un sello propio y el mérito de haber subsistido a todas las transformaciones, tanto del barrio como de los diferentes soportes musicales a lo largo de los años. “Las innovaciones te empujan y tenés que ir mutando”, explica. Aunque los tiempos cambiaron, él asegura que el melómano siempre prefiere el producto físico. “Si lo busco en internet, siempre me van a poner un obstáculo para que vea o escuche otra cosa que lo que estoy buscando”.

Y vos Ricardo, ¿también sos un enamorado del barrio?, le preguntamos. “En cuanto a encontrar lo que buscás, me complace sobremanera”, dice. “Pero creo que están faltando propuestas culturales y de esparcimiento abiertas a todo público. Lo que hay es limitado y a mi parecer elitista”. Le gustaría que “Corrientes y Canning”, como le sigue diciendo, volviera a tener la vida nocturna que supo tener. “Tiene todo para ser paseo, pero no sucede. Hay demasiados bancos y fuerzas del orden. Es útil pero de la misma manera te expulsa”.

A la tienda se acercan terceras y cuartas generaciones, sobre todo muchos vecinos del barrio de toda la vida. “El pibe que venía cuando tenía 10 años, hoy tiene 60. Compró un María Elena Walsh de pasta y hoy se lleva uno de los Beatles”. Para Ricardo, el vecino de Villa Crespo es muy especial y es un vecino feliz del barrio. “Además de los de la primera época, de raíz bien porteña y con mucha identificación con el tango, hay vecinos nuevos, cada vez más jóvenes, que te dicen contentos, ¡acá hay de todo!”

* * *

Ricardo siempre tuvo vocación musical. Aunque tomó algunas clases de piano cuando era muy chico, dice que el mejor instrumento que toca es la radio, lo que lo ayudó a entrenar el oído. “Puedo reconocer un hit antes de que lo sea”, dice sin pizca de alarde aunque fueron varias las veces que anticipó un éxito. Cuando le preguntamos por sus preferencias musicales se autodefine ecléctico. “Mi tendencia natural apunta en dos direcciones: melodía y armonía, que las encontrás principalmente en la música clásica, el jazz y algunas cosas del tango o cierto tipo de rock también”.

Sus dos hijos, Judy y Andrés, también trabajan en el negocio. Andrés es quien actualmente lleva las riendas y además está a cargo del sello RGS, proyecto que empezó en el año 94. Él fue en su tiempo uno de los Djs más populares del barrio, el preferido de todos los colegios de la zona. Judy se dedicó a otras actividades pero la música siempre estuvo presente en su vida. “De mañana o de tarde siempre terminaba en el local. De chiquita, mi recuerdo es ir a Imperio a comer pizza y venir acá”.

En lo que hace a los años por venir, Ricardo desearía que la valorización del concepto de escucha musical discara un poco más alto. “Considero que los parámetros están un poco abajo. Hay títulos faltantes que no deberían faltar, pero la priorización de lo que tiene rédito comercial empuja al resto”.

Antes de irnos queremos sacar unas fotos. Ricardo acepta, pasa detrás del mostrador y se acomoda entre Alice y Judy que ya terminaron su tarea. Las chicas divertidas buscan unos vinilos con los que quieren posar para la foto y entonces Ricardo quiere uno también. Justo detrás suyo hay una caja roja con un gran número uno, es la edición especial que trae todos los simples de Los Beatles que alcanzaron el #1. Nadie duda un segundo, ese va para Ricardo. Los tres posan sonrientes mientras desde el fondo notamos que una estampa de San Pugliese con el puño en alto se cuela en la foto. Pugliese también está celebrando.

JAI-FI, EL DOCUMENTAL DE ALICE

Alice Bianchi trabaja en la disquería desde hace 8 años. El año pasado, con la excusa del 50º aniversario de RGS, decidió empezar a filmar un documental sobre la disquería. “Tenía ganas de hacer algo audiovisual y siempre decíamos “esto habría que filmarlo, hay tantos personajes y situaciones interesantes; yo tenía la ventaja de estar todos los días y de conocer a todos los que trabajan acá, clientes y amigos”. Así fue que comenzó a entrevistar a los melómanos que suelen frecuentar el local. “Empecé a filmar sin mucha idea de lo que iba a pasar, pero salieron historias muy lindas, pasaban de morirse de risa a emocionarse cuando contaban sobre sus primeros discos.”

Sobre el proceso nos cuenta: “Fue genial. Aprendí que el proyecto puede ir modificándose y eso no está mal. Lo tomo como una enseñanza: uno tiene que buscar las cosas que le hagan bien. Pensás que te tiene que llover la buena fortuna, pero en realidad pasa por uno, por buscar lo que a uno le hace bien y hacerlo.”

Ahora el documental está en proceso de edición y cuando esté listo la idea es proyectarlo en el barrio. Alice dice que le gustaría que fuera en el marco de la Noche de las Disquerías que se hará en noviembre, “Igual ya con esa noche en la que nos juntamos todos a ver el primer corte me siento realizada”, dice emocionada.

Debajo pueden ver el trailer de Jai-Fi 50 años de la disquería RGS y pueden seguirlos en facebook.com/rgsmusic.argentina

RGS Music. Av. Corrientes 5233. Galería Galecor, Local 2 www.rgsmusic.com.ar

592 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

YO TE AVC!